• Imprimir
Inés María Zabaraín
Inés María Zabaraín Jorge Alfredo Vargas
Inés María Zabaraín
Jorge Alfredo Vargas

Inés María Zabaraín y Jorge Alfredo Vargas

Los dos periodistas, quienes se conocieron en el Noticiero QAP y que se dejaron llevar por el amor entre una sala de redacción, cubrimientos periodísticos y extenuantes jornadas de transmisión en vivo, le contaron a Zona Rosa la maravilla de llevar catorce años casados.

Inés María Zabaraín

El de los helados de chocolate

Con un marcado acento costeño, que por cierto nunca muestra cuando está presentando en el set de noticias, Inés María saca una sonrisa cuando regresa a sus inicios periodísticos en QAP y trata de buscar entre todos esos momentos maravillosos con los cuales se dejó encantar por Jorge Alfredo.

¿Qué fue lo que la enamoró de él?

Jorge es un hombre inteligente, detallista, noble, romántico, con un gran sentido del humor, un gran profesional...en fin, la lista es larga.

¿Cómo la conquistó?

Siendo muy sincero, divertido, y con uno que otro helado de chocolate.

¿Cómo lo conquistó?

También siendo como soy. Siempre fui y soy muy transparente con respecto a lo que siento y pienso.

¿Qué es lo más difícil de mantener una relación estable en medio de las miradas de los medios?

Lo que siempre se busca es mantener la privacidad y eso depende de uno. Creo que cada quien pone sus límites y los medios y la gente los respetan.

¿Cuál es el secreto para mantenerse juntos por tanto tiempo?

El amor, la admiración, el respeto, caminar juntos de la mano para el mismo lado y nunca alejarnos de Dios.

Jorge Alfredo Vargas

Una "vieja" admirable

Ese es el calificativo que Jorge Alfredo Vargas le pone a su esposa Inés María Zabaraín cada vez que le preguntan por qué decidió vivir el amor con ella, aparte de resaltar todas las cosas buenas que tiene como periodista, mamá, amiga y por supuesto esposa.

¿Un momento inolvidable?

El día que nos casamos en la Catedral de Cartagena.

¿Cómo se complementan?

Somos diferentes en varias cosas. Mientras que ella es sumamente puntual yo soy lo contrario, y por otro lado soy bien ordenado en muchas cosas y ella no lo es, pero siempre estamos muy abiertos a aceptar lo que somos.

¿Algo chistoso?

Inés María se duerme en todo lado. Hace poco hicimos un viaje por el Eje Cafetero y lo único que hizo en el paseo fue dormir (risas).

¿Algo difícil?

No hay nada… me siento bien porque ella es una “vieja” admirable como pareja, madre, profesional y lo complicado es que nos gusta viajar y comer mucho.

¿Cómo hacen para mantener la relación inclusive en el trabajo?

Nunca nos vemos en el trabajo porque las emisiones de ella son diferentes a las mías. Y si preguntan ¿Qué compartimos? Lo único que puedo decir es el garaje y el locker donde se encuentran el orden con el desorden (risas).

¿Después de 14 años qué?

Tener presente a nuestra familia que es un regalo de Dios, y poder irnos de viaje a Nueva York, solos y a visitar algunos amigos.

¿Se imaginaba esta vida?

Siempre la imaginé, me gusta como me siento y soy férreo defensor del matrimonio.

.