• Imprimir

Diana Hoyos “Nunca he dejado de hacer música”

Diana Hoyos es caleña, nacida un 22 de abril. Hija de doña Yamilet y don Álvaro, es la hermana mayor de Jorge y considerada una de las mujeres más bellas, y por supuesto, más talentosas del medio de la televisión en Colombia, tanto que ya ha realizado dos papeles protagónicos. Por ello, muchos la han visto en la pantalla chica en producciones como ‘Oye bonita’, con la que alcanzó el mayor reconocimiento entre el público televisivo, y se consagra hoy en día como la protagonista de ‘Amar y temer’ del Canal Caracol.

Estudió su bachillerato en el colegio La Presentación del Aguacatal de su ciudad natal y su sangre ‘azucarera’ también la ha llevado a disfrutar y hasta practicar el fútbol. Lo que pocos saben es que Diana es música, para los oídos y de profesión. Desde los ocho años estudió e interpreta el piano y la guitarra, aptitudes que combina con su talento por la composición. Viene de una familia llena de músicos, en la que se destaca su padre como el fundador de una típica orquesta colombiana: La Gran Banda Caleña.

Adelantó sus estudios musicales en el plan infantil de la Universidad del Valle, de los ocho a los doce años, con gramática musical, coro y piano. De los doce a los dieciséis, perfeccionó sus conocimientos en  el Instituto Popular de Cultura. A esa edad, dieciséis años, terminó tanto su bachillerato como sus estudios musicales, lo que le valió para que le fueran homologadas sus materias y obtuviera el título como música. Al otro día de graduarse, según cuenta, impulsada por su mamá se presentó para la convocatoria  para participar en el primer ‘reality’ musical de la televisión: Popstars, en el que fue escogida y por medio del cual llegó a la capital. Durante un par de meses compitió sin llegar a ganar, pero fue una experiencia que le valió crecer y encaminarse.

Luego de un descanso del concurso regresó a Bogotá con la idea de estudiar Ingeniería de Sonido en la Universidad Javeriana, pero su experiencia en Caracol y algunos compromisos que ya había adquirido por su paso en el reality, pudieron más para seguir el camino de la música y perfeccionar en la escuela del Canal su expresión en tarima y otros aspectos relacionados con su arte.

Poco tiempo después le llaga su primera oportunidad en el proyecto llamado ‘La jaula’, vino ‘El vuelo de la cometa’ en el que interpretó a una doctora alcohólica; su corta carrera continuó con ‘Floricienta’, y las producciones que le permitieron dar el salto definitivo a la fama. Ahora, está a la espera de un papel que la exija, lleno de detalles y trabajo, de desarrollarlo poco a poco.

‘La Mala’, su nuevo reto

El nuevo objetivo en la vida profesional de de Diana tiene nombre: ‘La Mala’. Es el primer sencillo de su primer trabajo discográfico en el mercado. “Yo nunca he dejado de hacer música; lo que pasa es que no la había dado a conocer. Hace tres años vengo trabajando en él en Miami”, en el que incluye cinco temas compuestos por ella, y algunos de artistas y agrupaciones como Piloto y Cristian Zalles, pero el trabajo competo, aún sin nombre también, lo conoceremos el próximo año. “La Mala’ habla de ese proceso en el que las mujeres rompemos con alguien, de despecho; fue compuesto por Pablo Castro. Ya está rotando en varios canales de videos”.

Escucha todo tipo de música pero habla de Rityhm and Blues, Blues, Jazz, Pop, Vallenato, los ritmos pacíficos unidos con la salsa, pero hace Pop con algo de Rock y con La Mala se inclinó por lo que llama ‘Pop Country’. “En el caso de ‘La Mala’, al ser una canción de despecho, traté de darle un toque Country que es un ritmo que se relaciona con este tipo de temas. Hay guitarra, piano violines, la forma en que se interpretan y el ritmo son de esas características”. Explica.

Cuando no está trabajando, Diana es una mujer de jeans, sencilla, que disfruta de los mariscos en todas sus presentaciones, sobre todo con limón, como un buen ceviche por ejemplo. La entristece la injusticia. Si se moja las medias se le ‘salta la piedra’, aunque ríe mientras nos lo cuenta y trata de que su felicidad se base en pequeñas cosas como la felicidad de un amigo, hacer música o el bienestar de su familia.

Se divierte cuando va a cine, y ve de todo tipo; es feliz cuando baila música Electrónica, Salsa y Reggaeton y cuando toca el piano. Admira a toda persona que dice, pueda ser fiel a lo que es y lograr lo que se propone. La emociona viajar, ir a la playa, estar con su hermano. Hoy sale con alguien que conoce desde hace mucho tiempo aunque no oficializa nada… “todo a su debido tiempo”, dice entre risas. Le encantaría hacer teatro a un nivel que aún no conoce a un nivel muy profundo, pero imagina que debe ser una sensación parecida a la de cantar sobre un escenario. En algún momento de su vida pensó en hacer algo más pero las carreras que le gustaban eran aún más complicadas en su ejercicio que la que ya tenía. Por eso siguió el camino que la ha traído hasta acá.

No soporta la injusticia, la mentira ni la prepotencia, ni le gusta que le regalen peluches. Lee con frecuencia y pensando por unos segundos cree que la Biblia es un buen libro. Algún día piensa ser mamá y estar al lado de la gente que quiere. ‘Bitto’, como le dicen en la familia, cree que a diario se sufre una decepción, es feliz con su vida, a la que no le cambiaría nada. Cuando hablamos de los temas difíciles de actualidad, piensa que el aborto en los casos en los que se permite con casos extremos es aceptable, pero de lo contrario se debe respetar la vida, y piensa que la adopción por parte de parejas del mismo sexo puede ser incluso más benéfico que muchos hogares heterosexuales llenos de violencia y mala calidad de vida para los niños. Por ahora, se concentra en su disco con la seguridad e que si una persona reconoce su trabajo, sentirá que valió la pena trabajar por eso.

 

.